La Metamorfosis de Franz Kafka

La Metamorfosis de Franz Kafka

Tema: La deshumanización del hombre en la sociedad contemporánea

Relato largo o novela corta, publicado en 1916, cuyo ambiente – como el resto de las obras de esta autor - posee una atmósfera propia, originalísima, en la cual se respira la existencia de una lucha llevada a cabo, mediante una inteligencia de una penetración decididamente anormal, hasta el último grado de la destrucción espiritual: "Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, encontróse en su cama convertido en un monstruoso insecto".  He aquí las primeras palabras del cuento escritas como al descuido y sin preocupación por lo grave de la revelación.  Lo extraño es que ni siquiera el mismo protagonista se halla muy asombrado. Únicamente teme llegar con retraso a su empleo –  es viajante de paños - por causa de esta "ligera indisposición".

Gregorio permanece encerrado en su habitación.  Su padre y su hermana están ya inquietos; cuando penetra en la casa del jefe de su oficina, preocupado por la demora.

Gregorio, excitado, consigue abrir la puerta, golpeando con su cabeza de insecto el pestillo.  Ante sus asqueados y asombrados interlocutores, cree ser el único que conserva la serenidad y dice, con voz ininteligible y animal: "Bueno, me visto al momento, recojo el muestrario y salgo de viaje.  Cierto que hoy me encuentro en un grave aprieto.  Pero trabajando sabré salir de él.".  El jefe aterrorizado, se retira. Gregorio comienza su nueva existencia.  Todo es de una simplicidad y una coherencia terrible. El cuerpo viscoso de Gregorio, sus muchas y frágiles patas, le impiden moverse con soltura.  Su hermana le lleva los alimentos y le limpia el cuarto, pero termina por ceder a su repugnancia y es reemplazada por una tosca sirvienta.  "Es preciso que intentemos deshacernos de él", termina diciendo la hermana al padre.  "No es posible sufrir en la propia casa estos tormentos".  Y Gregorio muere una noche, ("Aún más convencido que su hermana de que tenía que desparecer").  Gregorio como el personaje José K de El Proceso, vive un proceso gradual de persuasión de la propia culpa, de la necesidad de su destrucción.

Se insinúa el tema en todo el libro y se encierra con la última frase cuyo realismo verbal configura una imagen de proyecciones simbólicas que será en lo sucesivo el procedimiento típico de Kafka.
Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.