La Novela

Portada de la primera edición de la novela "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha", de Miguel de Cervantes
Portada de la primera edición de la novela "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha", de Miguel de Cervantes,
Madrid - España, Impresor Juan de la Cuesta (1605)

La Novela

Forma narrativa relativamente moderna, que permite el desarrollo de temas, ambientes, personajes y elementos diversos debido a la extensión de la especie. Ejemplo: La ciudad y los perros de Mario Vargas Llosa.

Características de la novela

(1) La novela por poseer forma narrativa es de carácter extenso y complejo esto permite al autor integrar diversos elementos (descripciones detalladas, personajes elaborados, historias secundarias, alteraciones del orden narrativo...)

(2) En una novela tiene gran importancia el marco en el que se desarrolla la acción. El novelista se propone no sólo contar una historia, sino, además, crear o reconstruir el “mundo” en el que esa historia transcurre. Por tanto, la descripción de los distintos ambientes cobra un relieve especial.

(3) Una novela suele presentar de forma detallada el carácter de los personajes, permitiéndonos saber lo que sienten y piensan, así como los móviles que los llevan a actuar de una determinada manera.

(4) La acción no siempre es una sola. Pueden existir acciones secundarias o relatos intercalados en la acción principal.

(5) Los hechos de una novela pueden narrarse en un orden que no corresponda con el lineal o cronológico: el narrador puede anticipar hechos que suceden más tarde o retroceder a un punto anterior de la historia para narrar un episodio precedente.

Tipo de personaje

En un relato los personajes pueden ser seres humanos, reales o imaginarios, animales e incluso objetos.

Clasificación de los personajes

(1) Según su importancia en la historia, los personajes pueden clasificarse en dos grupos:
- Principales:  son aquellos que desempeñen un papel fundamental en la historia.
- Secundarios: son aquellos cuyo papel es accesorio en el desarrollo de la acción.

(2) Según su caracterización, es decir, de acuerdo a los rasgos físicos y psicológicos que contribuyen a explicar su comportamiento, los personajes pueden ser:
- Estereotipados:
Son los que aparecen escasamente caracterizados. Sus rasgos psicológicos responden a unos moldes que se repiten de relato en relato: el bueno, el malvado, la joven hermosa.... Son muy frecuentes en los cuentos infantiles.
- Individualizados:
Son personajes complejos, incluso contradictorios, cuyo carácter puede evolucionar a lo largo del relato. Son típicos de las novelas.
Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.