Las Cuitas del Joven Werther

Cuadro Inspirado en la opera Yo dolori del giovane Werther, de Goethe

Las Cuitas del Joven Werther

En 1774, Goethe publicó "Las tribulaciones del joven Werther", una suerte de novela intimista de estructura epistolar en la que volcó su apasionamiento de entonces: Charlotte Kestner, que era la prometida de uno de sus amigos.  En esta obra, Goethe expresó el pesimismo del amor imposible, tomando como motivo oportuno un suceso reciente que había constituido un verdadero escándalo en la sociedad alemana.

En "Werther", la angustia psicológica del protagonista, a causa de su enamoramiento por una mujer que no podrá obtener, se irá intensificando hasta hacerlo caer en el suicidio.  Es una obra en que el tema esencialmente pasional es tratado por Goethe con un estilo impecable en las precisiones y descripciones de los paisajes interiores del personaje principal.

"Werther" significó en la literatura alemana el surgimiento de un estilo sumamente abierto hacia la interioridad del alma humana.  Con esa especie de confesión de la intimidad psicológica de su personaje "Werther" expuso a la sociedad de su época la exaltación extremada del sentimiento en sus más intrincados vericuetos.

El impacto que causó la aparición de "Werther" en la sociedad de su época fue majestuoso: El fatum romántico, ese pesimismo que explica cómo el corazón se entrega al acto del amar aún sabiendo que el desgarro es su destino y que quizá la destrucción total sea lo único que calme esa gigantesca soledad.  Werther creó el prototipo del caballero romántico y ello también se reflejó en la moda tomada del protagonista vestido de frac azul y sombrero negro.

La novedad, para la sociedad de la época imbuida del racionalismo y de los modales refinados y corteses, la constituyó la revelación de la existencia de un mundo interior sustentado casi exclusivamente en la pasión, como hilo conductor de las vivencias del personaje.

Características de la obra:

Es una novela epistolar escrita en forma de cartas a un personaje llamado Guillermo, que en la novela podemos decir que es la conciencia del joven Werther, a quien comunica sus decisiones y a quien pide consejo.

El tiempo narrativo es lineal, empieza el 4 de Mayo de 1771 y acaba con el entierro de Werther el día de San Esteban.

El lugar donde sucede la mayor parte del tiempo no tiene nombre, aunque Werther dice, en la carta del día 26 de Mayo, que ha construido su cabaña a una legua de la aldea de Wahlheim (nombre que según el autor está cambiado del original por motivos que no describe).

El narrador es el propio protagonista, que cuenta en sus cartas sus sentimientos y lo que estos le provocan.  Esta primera persona se expresa con intimidad, y con un tono muy subjetivo, lo que cuenta es para él una experiencia emotiva, ésto hace aumentar la sensación de autenticidad y refuerza la verosimilitud.

El protagonista solo cuenta sus sentimientos y sus emociones, (al contrario de lo que haría un narrador omnisciente que sabe lo que piensan todos los personajes), no conoce la que pasa por la mente de los otros personajes que participan en la novela, aunque a veces por sus gestos o sus reacciones influye alguna cosa.

Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

Plataforma educativa de recursos educativos digitales
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.