El poema del Mio Cid

El poema del Mio Cid
El poema del Mio Cid

El poema del Mio Cid

1. Probablemente el poema fue escrito en el año 1140 (41 años después de la muerte del Cid) por un juglar de la región de Medinacelli.

2. Posteriormente fue copiado por Per Abad en el año 1307. Siendo éste el único manuscrito que se conserva.

3. Finalmente, fue publicado en el año 1779 por el estudioso español Tomás Antonio Sánchez.

4. Este cantar de gesta consta de 3730 versos (predominando el alejandrino = 14 s.m.) de métrica regular y rima asonante. Al manuscrito copiado de Per Abad le faltaban tres hojas (una inicial y dos intermedias del tercer cantar) que fueron completadas con la “Crónica de Veinte Reyes de Castilla” al momento de ser publicado.

5. La obra se divide en tres partes o cantares: El Cantar del Destierro del Cid, el Cantar de las bodas de sus hijas y el Cantar de la Afrenta de Corpes.

6. El tema central es el honor y la lealtad del Cid.

CANTAR I : DESTIERRO DEL CID

El Cid es desterrado de Castilla por Alfonso VI, al haber sido calumniado por el conde García Ordóñez a quien el Cid, en cumplimiento de su labor como cobrador de los tributos del Rey había mesado la barba, ofendiéndole; en venganza de este hecho, el conde García Ordóñez lo acusa de haber sustraído los tributos del rey. De esta manera el Cid, Rodrigo Díaz, sale de Vivar y se dirige a Burgos en donde por orden del rey le niegan ayuda. Sin embargo Martín Antolinez, consigue un préstamo de los judíos Raquel y Vidas, engañándolos con 2 arcas llenas de arena. El Cid se despide de su esposa doña Ximena y de sus hijas Elvira y Sol en el convento de San Pedro de Cerdeña. Vence a los moros en Castejón y Alcócer y en Barcelona vence a Ramón Berenguer y gana la espada Colada. Finalmente obsequia caballos a su rey.

CANTAR II: LAS BODAS DE LAS HIJAS DEL CID

El Cid se dirige hacia el mediterráneo y conquista Valencia, después de 9 meses de asedio. Se suceden los triunfos del Cid Campeador y se encuentra con su familia. Posteriormente, a orillas del Tajo, tiene un encuentro con Alfonso VI quien lo perdona y le devuelve su confianza. A petición del rey, el Cid accede a los requerimientos de los infantes de Carrión, Diego y Fernando de casarse con sus hijas, más que por amor por codicia. El Cid acepta la petición del rey, aunque receloso. Las bodas se realizan en Valencia y tienen una duración de 15 días.

CANTAR III: LA AFRENTA DE CORPES

Los infantes de Carrión demuestran su cobardía ante los soldados del Cid, huyendo ante los moros y escondiéndose, asustados, al ser acosados por un león que el Cid tenía domesticado.

Esto produce la burla de los soldados del Cid y los infantes de Carrión, al sentirse ofendidos, deciden vengarse. Mientras tanto, el Cid da muerte al rey Búcar de Marruecos, obteniendo la Espada Tizona. Los infantes deciden marchar a Carrión con sus mujeres con el propósito de afrentarlas. Llegados al robledal de Corpes, atan a sus mujeres de brazos y pies y las azotan, dejándolas abandonadas. El Cid ante este hecho, clama justicia ante Alfonso VI. El rey convoca a las Cortes de Toledo, las cuales condenan a los infantes de Carrión y los obligan a devolver los obsequios del Cid (espadas: Colada, Tizona), a reintegrar la dote ya gastada y a batirse en duelo con los vasallos del Cid, Pedro Bermúdez y Martín Antolinez. Los infantes de Navarra y Aragón envían dos emisarios solicitando la mano de doña Elvira y doña Sol.

El rey autoriza el matrimonio y el Cid accede satisfecho. El poema culmina con la muerte del Cid acaecida en Valencia en el año 1099.

Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Más información en: Carpeta Pedagógica.